Trucos de Belleza

Remedios para proteger tu piel del frío

Te mostramos unos cuantos remedios naturales para calmar la piel expuesta al frío, la nieve y el viento:

1 . Caléndula. «Uno de los mejores remedios para aliviar la piel y protegerla de las agresiones externas como el frío y la nieve es la caléndula. Los extractos de ella alivian y calman la piel sensible e irritada y permiten que la piel respire y se hidrate. Existen varios formatos: crema, jabón o aceite. Entre sus propiedades destacan la antiinflamatoria para las irritaciones, calmante y emoliente para las rojeces, cicatrizante para la piel dañada e hidratante para la piel seca».

2. Aceite de Argán. «El Argán es un árbol originario de Marruecos cuyo aceite se obtiene del prensado de las semillas. Tiene un color dorado casi sin olor con un alto poder beneficioso para la piel en invierno y temperaturas extremas. Contiene el doble de vitamina E que otros aceites y es rico en ácidos grasos Omega 6 y precursor de vitamina A. Además de ser muy hidratante aporta suavidad y tersura a la piel ayudando a prevenir la sequedad».

3. Aceite de Rosa Mosqueta. «El aceite de Rosa de Mosqueta es uno de los más usados para el cuidado de la piel en los últimos tiempos, es perfecto para nutrir y regenerar la piel gracias a sus ácidos grasos esenciales, antioxidantes, y vitaminas. Para que el aceite de rosa mosqueta sea efectivo con tanto frío es necesario que sea lo más puro posible y de buena calidad. Tiene un sinfín de propiedades, además de cicatrizante es hidratante, regenera la piel, mejora las manchas y lucha contra el envejecimiento cutáneo».

4. Avena. «Desde hace siglos se utiliza la avena para cuidar la piel, de hecho, los antiguos egipcios, griegos y romanos ya la utilizaban para tratar distintas afecciones de la piel. Disminuye la inflamación al inhibir las prostaglandinas, tiene acción antimicrobiana y elimina las células muertas. Gracias a su contenido en beta-glucanos estimula la formación de colágeno, su contenido en vitaminas y minerales ayuda a mantener la integridad de las membranas y sus distintos compuestos fenólicos como polifenoles o antocianidinas benefician especialmente a las pieles atópicas y secas».

5. Aloe Vera. «El aloe vera aporta multitud de beneficios para la piel, ayuda a calmarla e hidratarla tras la exposición de la nieve y el frío. Es una planta que ha sido utilizada desde hace miles de años como cicatrizante, pero realmente además de eso hidrata en profundidad y actúa sobre la epidermis, dermis e hipodermis. Después de exponer la piel al frío, viento y nieve se puede aplicar una mascarilla con aloe vera para calmar la piel y regenerarla al momento; se mezcla 20 ml de gel de aloe vera puro con una cucharadita de miel, 5 ml de aceite de jojoba y 5 gotas de aceite de árbol de té y la piel queda como nueva»

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *