Trucos de Belleza

Gua Sha: Úsalo para rejuvenecer la piel

Los masajeadores faciales son una de las tendencias de belleza, y pisándole los talones al archiconocido rodillo de jade está el Gua Sha. Esta piedra, cuyo origen se sitúa en la medicina tradicional china, se va a convertir en tu aliado para estimular la circulación sanguínea del rostro, combatir las inflamaciones y, en definitiva, rejuvenecer la piel. Eso sí, tienes que aprender a usarlo bien.

El Gua Sha es un ritual de masaje facial que tiene su origen en la medicina tradicional china. Gua significa raspar o masajear y Sha enrojecimiento o limpieza de la piel. El auge de los tratamientos naturales lo ha convertido en tendencia. Las redes sociales están repletas de comentarios sobre esta piedra y son muchas las famosas que aseguran utilizarla para cuidar su piel, como Eugenia Silva.

Según la doctora Gema Pérez Sevilla, cirujano maxilofacial y experta en medicina estética facial, «el gua sha, al igual que el rodillo de jade, favorece el drenaje linfático, y estimula la circulación del músculo. Bien utilizadas, estas herramientas movilizan la linfa y, por lo tanto, disminuyen los volúmenes e inflamaciones, ayudan a eliminar toxinas acumuladas, a mejorar la microcirculación y, en general, el aspecto de la piel».

Aunque puede parecer similar al rodillo de jade, la doctora Gema Pérez Sevilla, explica que «son dos herramientas diferentes, por eso aconsejo combinarlas. Mientras que el rodillo de Jade va a hacer una rotación y, por lo tanto, va a estimular la linfa hacia el ganglio de una manera suave, ya que solo actúa en la barriguita de la piedra, el Gua Sha hace un drenaje linfático mucho más intenso, ya que tiene más fuerza y más superficie de contacto con la piel».

Cómo usar correctamente el Gua Sha para rejuvenecer la piel.

  • Tras limpiar la piel, hay que aplicar el sérum y la crema para hidratar y conseguir una superficie que permita un deslizamiento del Gua Sha sin arrastrar la piel.
  • Con la parte cóncava del Gua Sha, realizar 10 veces el masaje de barrido desde las mejillas hasta las sienes.
  • Seguidamente, con la punta del Gua Sha, y presión baja, 10 masajes desde la parte interior inferior del contorno de los ojos hasta la sien.
  • Con la parte cóncava, 10 masajes ascendentes en la frente, de la parte superior de la ceja hasta el nacimiento del cabello, terminando con una presión mayor mantenida durante 2 segundos.
  • Nuevamente, realizar otras 10 veces el mismo masaje de mejillas hasta las sienes con la parte curvada cóncava del Gua Sha, ampliando ahora el recorrido a lo largo de cuello hasta la clavícula.
  • De nuevo con la punta o talón del Gua Sha, y presión baja, 10 masajes desde la parte inferior interior del contorno de los ojos hasta la sien.
  • Con el extremo de formas redondeadas, masajear desde el inicio de la ceja hasta su final 10 veces.

Nuevamente, con la parte cóncava, 10 masajes ascendentes en la frente, de la parte superior de la ceja hasta el nacimiento del cabello, terminando en este con una presión mayor mantenida durante 2 segundos. Y para finalizar, realizar otras 10 veces el mismo masaje de mejillas hasta las sienes con la parte curvada cóncava del Gua Sha.

El masaje Gua Sha activa la microcirculación cutánea, por lo que es normal ver cómo el rostro muestra un aspecto sonrosado, que desaparece en unos minutos tras su realización».

Aquí tienes una selección de Gua Sha para masajear tu rostro todas las noches.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *