Remedios Caseros

Remedios caseros contra la Celulitis

La celulitis o piel de naranja es un problema común en muchas mujeres, las cuales se ven obligadas a lidiar continuamente con esta afección para poder lucir una figura mucho más definida y una piel firme y tersa. La celulitis aparece por una acumulación de grasa, toxinas y agua en determinadas áreas del cuerpo, siendo mucho más vulnerables los muslos, los glúteos, las caderas y el vientre. Una dieta equilibrada y hacer ejercicio son claves para combatirla, pero si además quieres aprovecharte del efecto de algunos productos naturales, toma nota de los remedios caseros para la celulitis que te mostramos a continuación:

Extracto de algas para reducir la celulitis

Las algas marinas son excelentes para mejorar la circulación sanguínea, el sistema linfático y reafirmar la piel. Y es por ello que se han convertido en un excelente remedio casero para acabar con la celulitis y lucir una piel mucho más bonita.

Ingredientes: algas arame y kombu

Elaboración: tostar en una sartén 100 gramos de algas arame y 5 gramos de algas kombu. Después, colocar las algas tostadas en un litro de agua, hervir hasta que quede el líquido reducido a 1/2 litro. Colar bien y estrujar. Volver a hervir hasta llegar a reducir el agua a 1/4 de litro.

Posología: Se recomienda tomar una cucharada sopera al día de este extracto. Si tomas esto con algún ingrediente ácido como el limón, los minerales se absorberán mucho mejor.

Infusión de cola de caballo

La cola de caballo es una hierba que tomada a modo de infusión es excelente para eliminar las toxinas del cuerpo y combatir la retención de líquidos, dos cosas imprescindibles que favorecen la eliminación de la celulitis.

Ingredientes: cola de caballo seca, agua

Elaboración: Coloca dos cucharadas de cola de caballo seca y triturada en un litro de agua y ponla a hervir durante dos o tres minutos. Déjala reposar durante unos 15 minutos y cuélala.

Posología: Toma una taza al día de esta infusión, puedes añadirle un poco de azúcar para que tenga un sabor más agradable.

Compresas anticelulíticas caseras

Además de la cola de caballo, hay otras hierbas terapéuticas que también son ideales para luchar activamente contra la celulitis; y dos de ellas son la hiedra trepadora y la salvia. Ambas cuentas con propiedades para desinflamar los tejidos subcutáneos y prevenir la retención de líquidos.

Ingredientes: agua, hiedra trepadora y salvia.

Elaboración: coger una olla u otro recipiente y llenarlo con dos litros de agua. Poner dentro dos puñados grandes de hiedra trepadora y dos de salvia. Dejar macerar durante 24 horas. Una vez pasado este tiempo, colar para que solo quede el agua.

Posología: mojar bien una toalla con la mezcla y aplicar sobre la zona donde hay celulitis.

Exfoliante de café

La cafeína es una de las sustancias más eficaces que existen para eliminar la celulitis; de hecho son muchas las lociones anticelulíticas que la tienen como ingrediente principal. Reactiva la circulación sanguínea y reduce, de esta forma, la formación de nuevos nódulos de grasa.

Ingredientes: media taza de café molido y 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración: en un recipiente, echa el café molido y, seguidamente, añade el aceite de oliva. Remueve los dos ingredientes hasta que se integren por completo.

Posología: Aplica el exfoliante de café sobre la zona con celulitis haciendo masajes circulares durante 10 minutos. Luego, envuelve la zona con papel de film y deja actuar durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, retira el café con agua tibia.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otro de los grandes remedios caseros para la celulitis que se pueden poner a prueba. Este producto impide la acumulación de las grasas, favorece la eliminación de toxinas y es una buen ayuda para reafirmar la piel.

Ingredientes: 2 cucharadas de vinagre de manzana, 2 litros de agua, 1 cucharada pequeña de miel o edulcorante

Elaboración: agrega en los 2 litros de agua, el vinagre de manzana y remueve para que la mezcla sea homogénea. Añade un poco de miel o edulcorante para darle mejor sabor.

Posología: tomar una vaso de la preparación por la mañana en ayunas.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *