Salud emocional y Covid
Covid y Piel

Cuida tu bienestar emocional, tu cuerpo y piel lo agradecerán

La cuarentena y el aislamiento ante enfermedades infecciosas pueden provocar un impacto en nuestra salud mental. La pérdida de la rutina habitual y la reducción del contacto social y físico con otras personas conllevan efectos psicológicos negativos.

Para mitigar las consecuencias del confinamiento es importante la realización de tareas que aminoren la soledad y el aburrimiento. Los efectos negativos de la reclusión también parecen mitigarse cuando adoptamos una actitud altruista ayudando a los demás en beneficio de la sociedad, en lugar de recrearnos en la idea de que nos imponen una restricción de nuestra libertad.

Este tipo de situaciones genera una tormenta emocional. El miedo es una de las emociones básicas que aparece con más frecuencia en situaciones de alarma (a perder nuestro trabajo, a enfermar, a perder a nuestros seres queridos, etc.). También es frecuente el sentirse irritable y que aparezca la ira (hacia los políticos, hacia los ciudadanos que se saltan las normas, hacia las compañías de servicios, etc.). Asimismo la pena y la tristeza también es muy frecuente ante la pérdida de seres queridos y la incertidumbre acerca de cuánto durará la situación.

Todas las crisis son una oportunidad para el cambio. Las personas poseemos la capacidad de adaptarnos a situaciones adversas y superar circunstancias como la pérdida de un ser querido, la pérdida del trabajo, etc., es lo que se denomina resiliencia: asumir el dolor, aceptar la realidad y aprender de todo ello.

Desde aquí os mandamos un mensaje de ánimo a todos los lectores, al final conseguiremos superar todos los obstáculos…

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *