Mitos del chocolate
Alimentación y Belleza

Verdades y mentiras sobre el chocolate

Hay que aceptarlo, a casi toda el mundo nos encanta el chocolate a cualquier hora del día.

Aceptémoslo, a casi toda la población mundial nos encanta el chocolate. ¿A quién no le gusta una deliciosa barra de postre? ¡O a cualquier hora del día!
Sin embargo, alrededor de este codiciado oro negro de han dicho muchas cosas. Así que te revelamos algunos mitos y realidades sobre el chocolate.

Mito: El chocolate engorda
Realidad: Falso

¿Cuánta veces hemos escuchado esto? Seguro que cientos. Sin embargo, el chocolate engorda si se consume en sus versiones adicionadas con exceso de azúcar, lácteos o demás añadidos. En este caso, lo mejor es optar por el chocolate negro, ya que posee más cantidad de cacao. Lee la etiqueta del chocolate para que tengas toda la información y ¡muy importante» no olvides tener una alimentación balanceada y hacer ejercicio.

Mito: El chocolate provoca caries
Realidad: Falso

Se sabe que las caries son causadas, entre algunos motivos, por la falta de higiene bucal derivada del tiempo que pasan los alimentos en la boca. Pero, para suerte de todos, el chocolate negro es bueno para el esmalte, a diferencia de muchos dulces y en contra de lo que se suele pensar, ya que contiene una sustancia llamada teobromina, que lo fortalece, y, además, actúa como agente antibacteriano, ya que evita que las bacterias produzcan el ácido que ataca a los dientes.

Mito: El chocolate causa acné
Realidad: Falso

Si lo consumes negro no hay problema. Sin embargo, combinado con productos lácteos y mucho azúcar aumenta el riesgo de que aparezca dicha afectación. El chocolate con un 70% de cacao o superior no entra en esta definición, por lo que la relación «chocolate-acné» no es tan directa como se suele considerar. ¡Yuhuuuuu!


Mito: El chocolate provoca hiperactividad
Realidad: Falso

Al contrario. Según destaca la Universidad de Michigan, tomar chocolate provoca en el cerebro una elevación de algunas sustancias como la dopamina y las encefalinas que provoca sensación de bienestar, satisfacción y recompensa. Solo hay que tomar en cuenta que los azúcares refinados pueden tener algún efecto en la actividad de los niños, ya que éstos y los carbohidratos ingresan al torrente sanguíneo rápidamente. Por lo tanto, producen cambios rápidos en los niveles de azúcar en la sangre, y esto puede hacer que un niño se vuelva más activos.

Mito: El chocolate causa migrañas
Realidad: Falso

El chocolate, los quesos fuertes, algunas frutas, el vino o el café se habían señaladas como causantes de este padecimiento, pero al día de hoy no hay ninguna constatación científica que confirme la relación entre comer éstos y otros alimentos con la aparición de los ataques.

Mito: El chocolate es adictivo
Realidad: Falso

Hay que diferenciar entre una adicción y la sensación de placer que deriva al consumirlo. El chocolate contiene triptofano, feniletilamina y anandamina, sustancias que nos hacen sentir muy bien, pero lejos se está de considerarse una adicción en la que alguien llegue a causar daño por conseguir un trozo o el cuerpo sufra alguna consecuencia si no se consume.

Mito: El chocolate genera alergias
Realidad: Falso

El chocolate como tal no es un alérgeno alimentario típico. Sin embargo, si éste contiene sustancias que lo sean, como leche, huevos, cacahuetes, nueces, soja o trigo si puede desencadenar una alergia. Por ello es importante leer la etiqueta del chocolate antes de consumirlo.

Así que ya sabes… ¡Sin miedo y a disfrutar de un buen chocolate!

¿Qué tanto sabías sobre estos mitos y realidades sobre el chocolate?

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *