Aceite jojoba
Alimentación y Belleza,Cuidado General

Aceite de jojoba en la piel

¿Ha oído hablar del aceite de jojoba? Era un aceite mágico para los aborígenes americanos. Se utilizaba como alimento, como medicina y sobre todo para restaurar, dar brillo y nutrir la piel y el cabello. Incluso los indígenas lo utilizaban para protegerse de fortísimas las radiaciones solares en el desierto.

Hoy en día en occidente el aceite de jojoba es un producto cosmético que se valora mucho para exactamente lo mismo. Mascarillas para el cabello, para aplicar directamente sobre la piel como hidratante o como ingrediente de productos caseros. También para restaurar la piel del rostro y cuello. Es ideal para casos de sequedad severa o de seborrea. Resulta en un aceite muy equilibrante.

Es un tipo de cera

Aunque contiene ácidos grasos como el omega 6 (ácido linoleico), realmente el aceite de jojoba no es un aceite. Es en un 96% una ceramida que se obtiene del prensado en frío de las semillas. Un tipo de cera vegetal líquida, riquísima en propiedades. Es biodegradable y no contiene elementos tóxicos. Además, resulta ser un aceite muy estable. Al tener una proporción tan elevada en ceramidas, tarda bastante tiempo en oxidarse y volverse rancio. Esto le confiere al aceite de jojona una cualidad excepcional. Puede ser almacenado durante largo tiempo sin que sus cualidades se vean alteradas.

Su uso es mayoritariamente es cosmético, pero también es un excelente sustituto del aceite vegetal alimentario. Incluso, se puede utilizar en la industria de perfumería , lubricantes, ceras, plásticos, carburantes, etc. (como cualquier aceite). Pero el mayor valor del aceite de jojoba es como cosmético natural. Además, a diferencia de los demás aceites, el de jojoba no es untuoso ni graso, por lo que la piel queda muy suave, tersa e hidratada si se utiliza con regularidad.

¿Qué es la jojoba?

Es un arbusto muy longevo. Puede alcanzar hasta los 100 años. Su nombre  científico es Simmondsia chinensis. Pertenece a la familia buxaceae. Crece de forma natural en las áreas fronterizas entre Estados Unidos y México. Su crecimiento es más abundante en el Desierto de Sonora, Arizona y la Baja California.

Aceite de jojoba

La jojoba tiene hojas perennes y puede llegar a alcanzar 5 m de altura. La semilla de su fruto es similar a una bellota. Tiene un largo de entre 2 y 4 cm y al contrario que otras semillas, esta se puede almacenar durante años sin pérdida de su valor oleoso, o nutricional. Como hemos dicho, el aceite de jojoba no es propiamente un aceite, sino una cera. La cera de jojoba es extraída de dicha semilla y es la única cera  de consistencia líquida que existe entre los vegetales.

  • En el cabello:

Repara el cabello y lo hidrata y nutre. También lo libera del sebo. Combate su caída por exceso de grasa. Esto es debido a que el aceite de jojoba se mezcla con la grasa del folículo o de los poros en la piel y la disuelve, ayudando a que se excrete hacia el exterior. Además, el contenido que tiene en ácido linoleico le confiere la propiedad de regenerar las células y la queratina natural del cabello, por lo que es de gran ayuda para mantener un cabello sano, fuerte y brillante.

  • Aceite de jojoba en la piel:

Contiene vitamina E, que actúa como poderoso antioxidante y protector de los efectos nocivos de los rayos UVA. Aunque es beneficioso en todo tipo de piel, es un aceite de jojoba es ideal para pieles extremadamente secas, o extremadamente grasas. Es un tipo de cera que actúa contra el envejecimiento. Si se es constante utilizándola sobre el rostro y el cuello, se notará un aumento de la elasticidad natural. Se verá una piel más firme y regenerada. Ideal para la fina piel del cuello y el escote.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *